Diversos laboratorios en el mundo ensayan alternativas para combatir al coronavirus en tanto se trabaja para tener una vacuna, y lo hacen con drogas que generan anticuerpos para enfrentar inmediatamente el virus, sin tener que entrenar al sistema inmunitario para que las fabrique.

Se explica en una nota de la agencia AP que el organismo fabrica anticuerpos cuando se produce una infección: estas proteínas se sujetan a un virus y ayudan a eliminarlo. Las vacunas engañan al organismo, le hacen creer que hay una infección para que fabrique anticuerpos y recuerde cómo hacerlo si aparece el verdadero microbio.

Sin embargo, luego de una vacunación o infección, los anticuerpos más eficaces tardan un mes o 2 en aparecer, en tanto que las drogas experimentales abrevian el proceso con versiones concentradas de anticuerpos específicos más efectivos contra el coronavirus en laboratorio y pruebas con animales.

Para el doctor Myron Cohen, virólogo de la Universidad de Carolina del Norte. “una vacuna necesita tiempo para trabajar, para forzar el desarrollo de anticuerpos. Pero un anticuerpo brinda protección inmediata. Si podemos generarlos en grandes concentraciones, en grandes toneles en una fábrica de anticuerpos… podemos de alguna manera sobrepasar el sistema inmunitario”.

Estas drogas, cuyo efecto duraría un mes o más, podrían generar inmunidad temporaria en personas en alto riesgo de infección como personal hospitalario y los que comparten vivienda con un enfermo de COVID-19. Si resultan eficaces y la vacuna no aparece o protege como debería, se podría pensar en esas drogas para docentes y otros grupos de riesgo.

El doctor Marshall Lyon, especialista en enfermedades infecciosas que participa en los ensayos de una de esas drogas en la Universidad Emory de Atlanta, dijo que “se espera hallar a las personas que están en la primera semana de su enfermedad y que podamos tratarlas con el anticuerpo e impedir que se enfermen”.

Se considera que las vacunas son cruciales para controlar el virus, que ha contagiado a más de 20 millones de personas en el mundo y matado a más de 738 mil. Varias empresas están tratando de fabricarlas, pero faltan meses para conocer los resultados de los ensayos amplios necesarios para evaluarlas.

La doctora Janet Woodcock, funcionaria de la Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos que encabeza la campaña del gobierno para acelerar las terapias contra el COVID-19, comentó que “los anticuerpos son muy prometedores y se podría contar con ellos “bastante pronto”. La empresa farmacéutica, Eli Lilly, ha empezado a fabricar su droga y cree que los estudios en curso darán resultados positivos. (AP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here