El príncipe Enrique de Inglaterra y su esposa, Meghan Markle, aseguraron que existe hoy en día una “crisis global de odio” que estaría afectando la salud mental de las personas, al referirse a la campaña que llevan a cabo en torno a la negatividad en las redes sociales.

Al participar en una discusión en el marco del proyecto Time100 Talks, que reúne a especialistas de diferentes campos para encontrar soluciones a urgentes problemas mundiales, el hijo de Diana de Gales y  el príncipe Carlos, refirió que “es una crisis global: una crisis global de odio, una crisis global de desinformación y una crisis global de salud”.

El duque de Sussex dijo que su trabajo principal es conseguir que las personas “escuchen a los expertos” y que estos les expliquen “cómo lo que está ocurriendo en el ámbito digital está influyendo en el mundo”.

A su vez, Meghan expresó que es fundamental hacer que las interacciones en línea sean más sanas para todos y que esto no es solo “un problema técnico” o “de salud mental o bienestar emocional”.

La duquesa dijo hace unos días en un podcast dedicado al Día Mundial de la Salud Mental, que fue “la persona más troleada del mundo en 2019” y calificó como “casi insuperable” estar constantemente bajo un torrente de comentarios de odio.

Agregó que “es un problema humano. Y lo que nos está pasando a todos nosotros, en línea, nos afecta profundamente en la vida real”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here