El secretario de Estado de Estado norteamericano, Mike Pompeo, advirtió en un comunicado de prensa que la
Corte Penal Internacional puede enfrentar “consecuencias” si sigue adelante con su investigación sobre posibles crímenes de guerra de Israel en territorios palestinos.

Pompeo afirma que “el 30 de abril, el Fiscal de la CPI reafirmó su intento de ejercer jurisdicción sobre Cisjordania, Jerusalén Este y Gaza […]. No creemos que los palestinos puedan calificarse como estado soberano y, por lo tanto, no están calificados para obtener la membresía completa o participar como estado en organizaciones, entidades o conferencias internacionales, incluida la CPI”.

Advierte que “un tribunal que intenta ejercer su poder fuera de su jurisdicción es una herramienta política que se burla de la ley y el debido proceso”, y que la investigación de la CPI contra Israel es “ilegitima”, por lo que si el tribunal “continúa su curso actual”, habrá “consecuencias”.

Israel lanzó una ofensiva contra la Franja de Gaza en 2014, afirmando que su único objetivo era el Movimiento de Resistencia Islámico, conocido como Hamás, que gobierna la Franja.

Palestina se unió oficialmente a la Corte Penal Internacional en abril del 2015, lo que permitió al pueblo palestino denunciar a Israel ante la institución por crímenes de guerra.

Israel niega la acusación durante la operación militar y acusa a Hamás de causar las víctimas civiles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here