Autoridades sanitarias de Corea del Sur anunciaron más restricciones este  sábado para enfrentar un nuevo brote de coronavirus y prohibieron las reuniones multitudinarias.

Más aún, cerraron los sitios de ocio nocturno, negaron la posibilidad de público en eventos deportivos en todo el país y ordenaron el cierre de iglesias.

El  anuncio fue hecho por el ministro de Salud, Park Neung-hoo, luego de que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades reportaron 332 nuevos contagios.

 El total de infecciones en el país ascendió  es de 17 mil 002, van 9 días seguidos en los que la cantidad de contagios es de más de 100 y los muertos son 309.

El gobierno había impuesto ya medidas de distanciamiento social más estrictas en Seúl esta semana, luego de resistirse durante meses debido a preocupaciones económicas.

“Ahora estamos en una situación muy peligrosa que podría desencadenar una propagación masiva del COVID-19 a nivel nacional”, dijo Park.

Los karaokes, restaurantes con buffet y cibercafés también tuvieron que cerrar sus puertas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here