El Departamento tailandés de Parques Nacionales dio a conocer el hallazgo de los  cuerpos sin vida de 5 elefantes cerca de una cascada en el este del país. Se trata de la cascada de Haew Narok donde se despeñaron la semana pasada otros 6 paquidermos, luego de que la manada se espantara al encontrarse cerca de una carretera estatal.

Witthaya Hongwiangchan, director de Áreas Protegidas de la provincia de Prachinburi, donde se encuentra el Parque nacional de Khao Yai, explicó a la agencia noticiosa española Efe que “suponemos que los elefantes son miembros de la misma manada”. Los restos de los mamíferos se hallaban en un poza corriente abajo, a unos 2 kilómetros del punto donde se localizó el primer grupo de elefantes muertos el sábado pasado.

Los investigadores estiman que uno de los elefantes cayó por el precipicio, y el resto se precipitó por el desfiladero al tratar de ayudar a miembros del grupo en apuros.

El último hallazgo se realizó gracias al uso de drones que revisaban el curso del río y coincide con las tareas para recuperar los cuerpos de los animales.

Un equipo de guardabosques desplegó una gigantesca red trenzada con cuerdas en un punto concreto del curso del arroyo para recuperar los cuerpos de los elefantes, red está situada debajo de donde se encuentran los restos de los animales.

Se espera la celebración de un ritual religioso y cremar los cuerpos de los paquidermos en un terreno situado cerca del dispositivo preparado para la recuperación de los cuerpos.

Solo 2 miembros de la manada fueron rescatados y están a salvo en su hábitat tras quedar atrapados cerca de la catarata Haew Narok, de unos 80 metros de altura y cuya traducción al español sería “el abismo del infierno”, zona donde tuvo lugar un incidente similar en el que perdieron la vida 8 elefantes en 1992.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here