El semanario “Le Canard Enchaîné” asegura este miércoles que la Policía francesa encontró colillas de cigarrillos en los andamios de restauración en donde habría iniciado el  incendio que destruyó parte de la catedral de Notre Dame de París el 15 de abril.

La publicación afirma que trabajadores que laboraban en la restauración de la aguja del templo dijeron a los investigadores que fumaban en los andamios.

Sin embargo, la publicación precisa que pese a ello, los investigadores dirigen sus pesquisas hacia la hipótesis de que el incendio se debió a un cortocircuito, toda vez que encontraron irregularidades en la instalación eléctrica, y específicamente en el tendido para alimentar un juego de campanas que se encontraba en la aguja y otro bajo la misma que recorría el envigado de madera de la catedral.

Este cableado fue autorizado provisionalmente hace más de 6 años apetición de  clérigos de Notre Dame durante las obras de renovación de los campanarios principales, con el fin de electrificar las campanas para ser sustituidas. “Le Canard” dice que ese sistema nunca fue sustituid y fue sobre él que se instaló el andamiaje para la restauración de la aguja.

Los investigadores señalan que las campanas de la aguja sonaron el día del incendio a las 18.04 horas  para llamar a misa prevista, y que minutos después se encendió la primera alerta de detección de humo en el puesto de seguridad de la catedral y después sonó la primera alarma de incendio, iniciando la evacuación de los fieles, pero como los 2 oficiales de seguridad enviados a verificar las llamas no las encontraron, se pensó que era una falsa alerta y se les pidió que se quedaran.

De acuerdo con “Le Canard”, los oficiales fueron mandados a un lugar equivocado a buscar el fuego, información que niega la empresa de seguridad privada a cargo del inmueble.

Sobre las 18.30  horas volvieron a sonar las alarmas, los fieles fueron evacuados, y minutos más tarde, los agentes localizaron el fuego en la base de la aguja, llamando a los bomberos que llegaron en 10 minutos, pero que se encontraron con bocas de agua poco potentes para combatir el incendio, hasta que la llegada de refuerzos, equipados con mangueras más potentes, permitió luchar contra las llamas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here