Autoridades de Texas, encontraron 4 cadáveres, una mujer de 20 años, un niño pequeño y 2 bebés, en una zona próxima a la frontera con México donde hay una ruta común para quienes entran ilegalmente a territorio estadounidense.

Se piensa que podrían haber muerto debido a las altas temperaturas de la zona, y que tenían días de fallecidos antes de ser hallados el domingo cerca del río Bravo, por agentes de la patrulla fronteriza.

Aunque las autoridades estadounidenses no habían revelado los nombres de los fallecidos ni su país de origen, la cancillería de Guatemala informó a través de su consulado en McAllen, Texas, que se trata de 4 de sus ciudadanos, quienes “presuntamente en su intento por cruzar la frontera se extraviaron y a causa de las altas temperaturas y falta de agua, no lograron sobrevivir.”

El consulado también informó que da seguimiento a las gestiones de las autoridades para la identificación de los cuerpos y para contactar a los familiares de las victimas e iniciar el proceso de repatriación.

Por otro lado, la agencia EFE da cuenta de la muerte de un padre y su hija de menos de 2 años al intentar cruzar el río Bravo cerca de la ciudad mexicana de Matamoros, en el estado de Tamaulipas. Los decesos se habrían registrado la tarde del domingo en Matamoros, aproximadamente a un kilómetro del puente internacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here