Agentes estadounidenses encontraron a un niño de 3 años en un campo de maíz en la frontera con México, informaron este miércoles autoridades norteamericanas. El infante lloraba y portaba su nombre y un número de teléfono escrito en sus zapatos.

De acuerdo con la Agencia Federal de Aduanas y Protección Fronteriza, el niño, fue encontrado el martes por la mañana, tras ser abandonado por un grupo de posibles inmigrantes ilegales que habían cruzado a Estados Unidos cerca de Brownsville, en el estado de Texas.

No ha habido fortuna para para localizar a su familia y la agencia de aduanas explicó en un boletín que “cuando los agentes intentaron interceptar al grupo, los presuntos extranjeros ilegales se dispersaron en el campo de vegetación tupida”.

El niño, estaba “solo y llorando” cuando fue localizado durante un patrullaje, siendo llevado a un hospital local, donde fue encontrado en buenas condiciones de salud.

El comunicado de la Agencia añade que el menor, que no hablaba lo suficientemente bien como para comunicarse, es siendo atendido en un centro de la propia Agencia de aduanas y será entregado en custodia del Departamento de Salud.

Según la CBP, los agentes de la patrulla fronteriza detuvieron en marzo a 92 mil 607 personas a lo largo de la frontera suroeste estadounidense, frente a los 66 mil 884 en febrero.

Entre los detenidos en marzo se encontraban 8 mil 975 niños no acompañados. (Afp)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here