Una expedición internacional de 12 personas en su mayoría científicos y conservacionistas, halló 18 toneladas de residuos en 2.5 kilómetros de playas de la Isla de Henderson, en el océano Pacífico.

El hallazgo sorprende aún más si se considera que este presunto paradisíaco lugar   no tiene habitantes y la población más cercana está a miles de kilómetros. que, en 1988, fueron declaradas patrimonio de la humanidad por la Unesco.

Entre la basura, en su mayoría de  plástico, fueron recolectadas  6 toneladas para ser clasificadas y comparadas con los resultados de expediciones anteriores.

Jennifer Lavers, investigadora que encabezó la expedición en junio pasado y planea nuevos viajes para el año próximo y 2021, afirmó que hallaron residuos de casi todas partes, entre ellos, “botellas y recipientes y todo tipo de material de pesca”, procedentes “de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Chile, Argentina, Ecuador”.

La primera expedición de Lavers se llevó a cabo hace 4 años detectando en ese tiempo 700 fragmentos de plástico por metro cuadrado. Para  2017, un estudio precisó que en la isla se había detectado la mayor densidad de residuos plásticos jamás registrada allí.

Los primeros trabajos que realizaron los especialistas fue remover 1,200 boyas de pesca, para luego recolectar piezas grandes de plástico rígido como botellas de agua, recipientes y hasta asientos de inodoro, todos ellos contados, catalogados, pesados y registrados, para comparar esa información con la de 2015. De acuerdo con las primeras estimaciones de los especialistas, el 60 % de los residuos parecían estar asociados con la industria pesquera.

La basura acumulada en la isla Henderson es también un riesgo para la fauna, en una zona considerada como un santuario para la cría de aves marinas y hogar de cuatro especies de aves endémicas.

Según se indicó, se halló plástico en los estómagos de aves marinas y de ballenas muertas; mientras que los cangrejos ermitaños trepan sobre los residuos y quedan atrapados en los recipientes de los que no pueden salir, por lo que mueren de hambre bajo el sol.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here