El presidente Andrés Manuel López Obrador izó la Bandera Nacional a media asta, en la plancha del zócalo capitalino, en memoria de las personas fallecidas en los sismos del 19 de septiembre de 1985 y de 2017.

La puerta de Palacio Nacional se abrió a las 7:16 de la mañana, por la cual salieron el Jefe del Ejecutivo acompañado de 8 funcionarios federales y capitalinos, además de su esposa Beatriz Gutiérrez, quienes se dirigieron hacia la bandera monumental ubicada al centro de la Plaza de la Constitución.

En punto de las 7:19, hora exacta del terremoto de hace 34 años, el presidente López Obrador activó el mecanismo que levantó la bandera hasta la parte más alta del asta y posteriormente bajó a la mitad para honrar a las víctimas del sismo de 8.1 grados de 1985 y el de 7.1 registrado hace 2 años.

Con un toque del silencio que la banda de guerra del Ejército Mexicano entonó, se recordó a las víctimas de los fenómenos telúricos.

En la ceremonia acompañaron al presidente los secretarios de la Defensa Nacional, Marina-Armada de México, Educación, y Gobernación, Olga Sánchez Cordero, así como el comandante de la Guardia Nacional, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, el coordinador nacional de Protección Civil,  y el presidente de la Cruz Roja Mexicana.

La ceremonia solemne concluyo con el Himno nacional en presencia de un centenar de personas de los cuerpos de socorro, de Protección Civil, así como de la ciudadanía.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here