Las medidas masivas de confinamiento son el  remplazo de un enfoque integral de salud pública para contener y suprimir el coronavirus y mitigar su impacto, dice el doctor Michael Ryan, de la Organización Mundial de la Salud.

“La mitigación es algo importante, pero no se puede dejar de controlar la transmisión bajo el principio de que tenemos toda la capacidad para mitigar” explica Ryan, y precisa que hubo muchos problemas en Estados Unidos y otros países en marzo y abril utilizando solo la mitigación, cuando las salas de emergencia estaban abarrotadas y había camiones congeladores masivos para los cuerpos parqueados detrás de los hospitales.

“Esa es la realidad de “mitigar” una enfermedad en la cara de un tsunami de casos, te quedas sin capacidad para responder, y ese es el miedo ahora mismo, espero que esto no vuelva a suceder”.

El director de emergencias recordó a los gobiernos, dondequiera que estén, su responsabilidad de moverse rápidamente y “suprimir las llamas de la pandemia”.

“Para proteger a los más vulnerables requerimos que la sociedad se una, y se rompan las cadenas de transmisión y la única manera de hacerlo es a través de un contrato social con las comunidades para apoyar ese trabajo y poner las medidas necesarias para que esto suceda”, explicó.

Por su parte la doctora María Van Kerkhove, epidemióloga líder de la OMS recalcó que no existe una dicotomía entre mitigar y contener.

“No es que se pueda hacer solo una. El enfoque integral que hemos diseñado y que muchos países están utilizando tiene elementos de ambos, no es uno o el otro. No hay dicotomía. Detectar casos, investigar los de grupos de casos, una cuarentena apoyada por el gobierno para todos los contactos es tan importante como proteger a los vulnerables”, insistió.

La líder técnica de la respuesta al COVID-19 resaltó que no hay tiempo que perder, que mientras la comunidad científica hace un esfuerzo “increíble” para desarrollar vacunas y terapias efectivas, las personas deben tomar medidas para protegerse a sí mismos y a sus comunidades.

“Y esto va a incluir hacer algunos sacrificios, pero tenemos que hacerlos, lo vamos a hacer y esto lo vamos a solucionar”, afirmó

Ryan añadió que basar comportamientos en un resultado negativo y evitar los cuidados recomendados es un riesgo para toda la población.

“Seguramente usted no querrá llevar la enfermedad a su hogar, a su familia, si usted tal vez salió negativo hace dos días y ahora es positivo y no lo sabe, puede llevar la enfermedad a su familia, a sus amigos, o asistir a una reunión social o un evento religioso y contagiar a los demás. Nadie quiere hacer esto”, subrayó.

El experto reiteró que las pruebas tienen un propósito muy específico:  detectar a las personas que están enfermas o tienen el virus para que reciban atención e identificar a sus contactos.

“Son acciones vitales de un enfoque integral de salud y hacer pruebas es una parte, pero éstas no pueden ser licencias para hacer lo que uno quiera”, puntualizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here