El tribunal Woolwich Crown Court ubicado en el sureste de Londres, dio inicio este lunes al proceso de extradición a Estados Unidos del periodista Julian Assange, acusado de difundir información confidencial de ese país hace una década.

 

Assange detenido en la prisión de alta seguridad de Belmarsh cercana al tribunal, debe presentarse hoy mismo para dar sus argumentos por los cuales considera ante la Justicia británica que no debe ser extraditado.

 

El proceso tendrá actividad a lo largo de esta semana y luego hará un receso hasta mediados de mayo. El fallo en el caso del fundador del portal WikiLeaks puede ser recurrido

 

Julian Assange fue arrestado en 2010 en el Reino Unido a pedido de Suecia por un presuntos delitos sexuales, expediente que ya fue archivado, y pasó varios años primero bajo arresto domiciliario y después refugiado en la embajada de Ecuador en Londres hasta que el gobierno del país sudamericano le retiró el exilio en 2019, siendo arrestado por la Policía británica.

 

Estados Unidos solicitó su extradición por 18 presuntos delitos de espionaje y conspiración, y de ser declarado culpable, puede ser condenado a 175 años de cárcel en ese país. Washington considera que Assange conspiró con Chelsea Manning, la soldado estadounidense que filtró cables diplomáticos confidenciales del Gobierno norteamericano.

 

El actual director de Wikileaks, Kristin Hrafnsson advirtió, que el resultado del juicio determinará “el futuro del periodismo”, porque decide “qué sucede con un periodista que difunde información de un Estado veraz y de interés público”. Assange ha recibido el apoyo de periódicos como The Guardian y The New York Times y asociaciones como Reporteros sin Fronteras y Amnistía Internacional.

 

El entramado tiene otras aristas: un testigo citado por la defensa de Assange aseguró que el presidente Donald Trump, ofreció el indulto al fundador de WikiLeaks, si negaba la implicación de Rusia en una filtración de correos electrónicos en 2016.

 

El abogado Edward Fitzgerald dijo tener pruebas que sugieren que el ex congresista republicano Dana Rohrabacher hizo esa oferta al activista australiano de 48 años de edad, recordando que WikiLeaks difundió en 2016 unos correos electrónicos que afectaron la campaña por la presidencia de la demócrata Hillary Clinton.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here