La armadora automotriz Ford y la compañía de comida rápida McDonald’s trabajan juntas en producir piezas automovilísticas con un bioplástico que lleva cáscaras de granos café en su composición.

Las piezas serán 20% más ligeras que las actuales y necesitarán hasta 25% menos energía para moldearse, ya que sus propiedades térmicas son significativamente mejores.

La innovación es parte del esfuerzo de ambas las compañías para adoptar estrategias de producción más ecológicas, una tendencia en auge en el mercado mundial en los últimos años.

En este proyecto conjunto, McDonald’s enviará a Ford una parte significativa de las cáscaras secas de café que se desprenden naturalmente del grano durante el proceso de tostado y producidas por sus filiales en América del Norte, para que se incorpore a las partes de los vehículos.

Ford dice en un informe que “las compañías descubrieron que la cáscara se puede convertir en un material duradero para reforzar ciertas partes del vehículo. Al calentar la cáscara a altas temperaturas con poco oxígeno, mezclarla con plástico y otros aditivos y convertirla en gránulos, el material obtenido se puede moldear en varias formas”.

El biomaterial cumple con los estándares de calidad establecidos y puede ser usado en la fabricación de partes del faro y de otros componentes donde actualmente se utiliza plástico común.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here