La farmacéutica norteamericana Johnson & Johnson proyecta iniciar estudios clínicos en humanos de una vacuna contra el coronavirus en septiembre venidero, sin descartar que las pruebas se hagan a nivel mundial para acelerar su fabricación.

En declaraciones a la cadena ABC, el jefe científico de Johnson & Johnson, Paul Stoffels, afirmó que “estamos mejorando la fabricación y empezaremos la producción a finales del año, con el objetivo de entregar 1.000 millones de vacunas el próximo año”.

Stoffels,  señaló que “tendremos algunas vacunas disponibles este año, pero dependerá de las autoridades, la FDA y otros, decidir si se pueden usar antes de que los datos de eficacia estén disponibles”.

El plan incluye el  trabajo cordinado con la Autoridad de Investigación y Desarrollo Avanzado Biomédico  del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

Alex Gorsky, presidente y director ejecutivo de Johnson & Johnson, dijo en un comunicado en marzo pasado que “el mundo se enfrenta a una crisis urgente de salud pública, y estamos comprometidos a hacer nuestra parte para que una vacuna esté disponible y asequible a nivel mundial lo más rápido posible”.

Aseguró entonces que la compañía se encontraba “avanzando en una línea de tiempo acelerada hacia los ensayos clínicos en humanos, de fase 1, a más tardar en septiembre de 2020” y expresó la esperanza de que “una vacuna esté lista para su uso de emergencia a principios de 2021”.

Johnson & Johnson comenzó sus esfuerzos en enero de 2020, tan pronto como la nueva secuencia de coronavirus estuvo disponible, para investigar agentes de inmunización. Según la empresa, el proceso típico de desarrollo involucra varias etapas de investigación diferentes, que abarcan de 5 a 7 años, antes de que un inmunizador sea considerado para su aprobación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here