Cómo se sabe, las vacunas de Pfizer y Moderna requieren cierto grado de temperatura antes de su aplicación y por ello, se refrigeran o de contrario, ya no sirven.

Esto sucedió en Estados Unidos, cuando al menos 1.900 dosis de la vacuna contra el covid-19 desarrollada por la biotecnológica Moderna fueron destruidas luego de que un empleado de limpieza de un complejo médico de Boston apagara accidentalmente el refrigerador donde se almacenaba el fármaco.

De acuerdo con la cadena ABC News el hecho se produjo en el VA Boston Healthcare System, cuyo personal médico descubrió que el cable del refrigerador estaba desconectado.

Kyle Toto, experto en asuntos públicos de la institución, dijo que debido a ello, todas las dosis de la vacuna guardadas allí quedaron comprometidas,.

Los protocolos establecidos por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades en el caso de la vacuna de Moderna, indica que debe llegar a las instalaciones receptoras refrigerada a temperaturas de entre -25 y -15 grados.

Allí, se permite su conservación en un rango entre 2 y 8 grados durante un máximo de 30 días antes de ser aplicads.

De acuerdo con Toto, el refrigerador está equipado con un sistema de alarma, por lo que se investigará la razón por la cual no operó durante el incidente.

Añadio que la institución se encuentra en proceso de recibir una reposición de las dosis, de modo que el cronograma de vacunación no se verá afectado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here