El ex director de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, no se presentará ante un juez de control como lo afirmó la Fiscalía general de la República, aduciendo en una carta de 2 cuartillas que no hay condiciones para hacerlo y tras consultarlo con su familia.

Lozoya Austin, acusado de provocar un quebranto a Pemex en la compra de una propiedad chatarra de Altos Hornos de México a un sobreprecio y aún bajo investigación por sus nexos con el caso Odebrecht, argumenta en una carta que la orden de aprehensión en contra suya y de su hermana Gilda, se dio pese a que el delito imputado no es grave ni amerita prisión preventiva oficiosa, asegurando de paso que la Fiscalía sabía que siempre que fue requerido en las carpetas de investigación de la FEPADE y la EIDF, compareció, sabían su domicilio y no se le condujo a comparecer mediante citatorio a proceso.

Señala que el mismo juez que giró la orden de aprehensión libró ordenes de cateo con falsos informes de la Policía Federal Ministerial, ordenando un cateo en casa de sus padres y mintiéndole al juez de control, porque su hermana contrajo matrimonio hace meses, tiene domicilio propio y no vive con sus padres.

Expresa Lozoya que el pasado 30 de mayo compareció por escrito ante un juez de control y ante un agente del ministerio público, sobre la carpeta de investigación que dio origen al expediente donde se giró la orden de aprehensión y de cateo, y que solicitó copia de los registros que están en la carpeta para saber de qué se le imputa, cosa que se le ha negado.

Más aún, denuncia una persecución mediática en su contra desde 2017 donde se le ha acusado, juzgado y condenado violando sus derechos humanos, campaña en la que están detrás intereses de poder que relevará en su momento, y que quiere comparecer para defenderse, pero que decidió con su familia no hacerlo porque a su juicio no existen las condiciones legales para hacerlo.

Apunta que instruyó a sus abogados para realizar las acciones jurídicas para garantizar trato justo y debido proceso, y denunció la acción de la Unidad de Inteligencia Financiera de bloquear sus cuentas bancarias, las de su esposa y su madre, , al igual que las de empresas, que dice, fueron legalmente constituidas en México, “fruto de su trabajo y de su profesión, violando normas y criterios jurisprudenciales.

por otro lado, Lozoya Austin desmintió los informes relacionados con la propiedad que se le adjudica de una casa en Ixtapa,  y de viajes en helicópteros y transportes oficiales, calificándolos de infundados, pues además dice que eso ya se investigó, no encontró responsabilidad alguna y  se archivaron los procedimientos

Finalmente, el extitular de Pemex se dice dispuesto a colaborar en la investigación en el momento que la Fiscalía le de las garantías necesarias para ello.    

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here