El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos advirtió que Dorian puede llegar a Florida convertido en un “extremadamente peligroso” ciclón de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson. El meteoro va en ruta hacia el sureste del estado donde tocaría tierra la semana entrante.

Autoridades estatales y locales se preparan desde ahora para afrontar fuertes vientos, marejadas e inundaciones ante la llegada de Dorian, quien avanza con vientos máximos sostenidos de 185 Km/hora, previéndose una intensificación del huracán antes de tocar tierra entre el lunes y el martes.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, pidió a los residentes a prepararse para un “evento de varios días”, toda vez que las previsiones sobre la trayectoria de Dorian prevén que llegue a territorio norteamericano a la altura del condado de Palm Beach, donde el presidente Donald Trump tiene su residencia de verano.

DeSantis extendió la declaratoria de emergencia a todos los condados de Florida, calificando el meteoro como “un evento muy serio”, y urgió a los habitantes del estado “a que tengan siete días de comida, medicinas y agua. Este puede ser un evento de varios días que golpeará lentamente todo el estado”.

Llamó a todos a obedecer las órdenes de evacuación y señaló que las autoridades serán cautelosas en emitir estas directivas porque la tormenta es muy cambiante.

De paso, solicitó al presidente Trump que declare “desastre” en  Florida antes de la llegada de Dorian para habilitar más recursos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here