Autoridades de la Universidad británica de Goldsmiths decidió prohibir el consumo de hamburguesas, lasañas y espaguetis a la boloñesa para los estudiantes de esa casa de estudios ubicada en Londres, bajo la justificación de que la carne de res será eliminada del campus para luchar contra el cambio climático.

La prohibición de la venta de esos productos preparados con carne de res entra en vigor al regreso a clases en septiembre venidero, ya que, según las autoridades universitarias en un comunicado, la cría de bovinos consume de agua y es fuente de deforestación.

Asimismo, se aplicará una multa equivalente a unos 10 centavos de euro sobre el uso de botellas de plástico y de vasos no reutilizables.

La nueva directora de Goldsmiths, Frances Corner, explica que “el creciente llamado para que las organizaciones tomen en serio sus responsabilidades para detener el cambio climático es imposible de ignorar”, luego de que un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático llamó a modificar los hábitos de consumo y producción alimentaria, para luchar contra el cambio climático.

El Sindicato Nacional de Agricultores denunció “un enfoque demasiado simplista” por parte de la Universidad y animó a los organismos privados o públicos, incluidas las universidades, a apoyar la agricultura británica y abastecerse localmente.

La huella de carbono del bovino británico es “2,5 veces menor que la media mundial”, según el vicepresidente del Sindicato, Stuart Roberts.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here