El lunes venidero se celebra en el Vaticano la ceremonia del juramento de los nuevos reclutas de la Guardia Suiza como cada 6 de mayo, para conmemorar el día de 1527 en que 147 guardias murieron para proteger a Clemente VI durante el saqueo de Roma por las tropas del emperador Carlos V.

Sin embargo, son solo 23 nuevos guardias que participarán respecto a los más de 30 de los anteriores años. Hay escasez de prospectos para ser reclutados en el ejército más pequeño y antiguo del mundo, que desde se encarga de la seguridad del papa desde hace más de medio siglo.

La Guardia Suiza se adapta a los tiempos con el uso de redes sociales, una página web y visitas guiadas para atraer a los jóvenes.

Este cuerpo de seguridad vaticana fue instituido por Julio II en 1506, cuando negoció con algunos cantones helvéticos el envío de voluntarios para formar un contingente en Roma que sirviera como defensa de su persona y de su residencia.

Formar parte de él, ya no atrae a los jóvenes suizos, y si bien el  papa Francisco autorizó pasar de 110 a 135 soldados para cubrir las necesidades cada vez mayores de este Ejercito, el comandante de la Guardia Suiza, Christoph Graf, expresó en rueda de prensa que con el ritmo de llegada de reclutas “se necesitarán 4 o 5 años para llegar a este número”.

Por ello, la Guardia Suiza abrió cuentas en  redes sociales para mostrar su actividad diaria y tiene un portal de Internet para contar su historia y donde encontrar toda la información y módulos para convertirse en un soldado del papa, además de organizar visitas de 3 días para que los jóvenes conozcan las instalaciones y en qué consiste ser guardia suizo.

La buena economía de Suiza, el principal inconveniente Graf explica que el gran problema de la falta de reclutas es que la economía en Suiza va muy bien, no hay desempleo, y también cada vez hay menos jóvenes y menos creyentes.  

Los requisitos son más o menos los mismos que hace 500 años: Tener entre 19 y 30 años, católico practicante, suizo, soltero, medir más de 1,74, buena salud y reputación impecable. Los reclutas, después de haber completado meses de preparación, se comprometen a entrar en el Ejército al menos 26 meses.

Los responsables de la Guardia Suiza seguirán intentando convencer a los jóvenes de su país también hablando en las escuelas de esta posibilidad. Un problema quizás es el salario: 1500 euros. (con información de Efe)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here