Hola a todos, como siempre me da gusto hablar de otro de tema enfocado a los niños y adolescentes que es la importancia del sueño, y me viene a la mente por que una plática que dimos a los papás en un jardín de niños, debido a la inquietud de las maestras al observar que los niños asisten adormilados y con poca energía.

¿Iniciamos hablando sobre que es el sueño?; la mayoría sabemos que el sueño es indispensable para un equilibrio psíquico y físico en niños y adolescentes, porque favorece la actividad cerebral y desarrolla el mundo imaginario, favorece la hormona de crecimiento, relaja, fortalece la memoria y atención, y el sistema inmunitario se regenera, favorece el equilibrio emocional.

Por el contrario las consecuencias de no dormir son; cambios de humor, irritabilidad, dificultades de percepción, alucinaciones auditivas, microsueños, hiperactividad, perdida de la atención, enlentecimiento cognitivo, declinación de la velocidad del cálculo y dificultad en la memoria.

Sin embargo, lo primero es evaluar si esto lo ocasiona algún trastorno del sueño asociado a alguna patología como: (depresión, obesidad, diabetes, hipertensión, adicciones, etc.).

Entonces surge la pregunta, ¿y como hago para que se duerma?, establecer una rutina, horarios y hábitos que hagan sentir más seguros a los niños, que ellos se acostumbren a ella, para irse a la cama.

Para eso, es necesario conocer al niño, observarlo y descubrir lo que le ayuda a sentirse más tranquilo. Hay niños que no pueden dormir sin escuchar una canción o les encanta que les cuenten cuentos antes de dormir, otros acaban rendidos y dormidos con solo rascarles la espalda.

Si es bebé y le cuesta trabajo dormir, se les ayuda arrullándolos, poner música suave (esto ayuda a que se acostumbre al ruido, de lo contrario ante algún sonido puede despertar, o incluso utilizar un chupón, mantita, muñeco (esto le da seguridad), el uso de Luz tenue en el pasillo, etc.

Los niños de 2 años a edad preescolar, quieren jugar más que dormir, y es cuando los cuentos son un apoyo, y si los guiamos con cerrar los ojos para que imaginen lo que les leen, el cuento viaja directo al mundo de sus sueños y meditaciones (si, también hay para niños)

En general los niños que desde pequeños tuvieron horarios, suelen tener menos problemas para dormir, ya de adolescentes es importante continuar o establecer una rutina o una misma hora para dormir y despertar. Les sugiero considerar un patrón de higiene del sueño como puede ser tener hábitos alimenticios (no comer o ingerir bebidas minutos antes de dormir), restringir el uso de aparatos tecnológicos en horario nocturno, una habitación limpia y sin pantalla, no leer ni estudiar en la cama la cual debe ser cómoda, no dormirse pensando en tareas o pendientes (pueden utilizar un cuaderno para anotar pendientes y así dejan de pensar en ellos). Si consideramos estos puntos contribuyen a lograr un sueño reparador.

Espero la información les sirva de apoyo para incorporar hábitos que los lleven a tener dulces sueños.

Les escribo pronto, desde este maravilloso mundo de los niños y adolescentes.

Psic. Luz Eurídice Ruiz Juárez

Cel. 044-5516799818

www.izcaltia.com,

contacto@izcaltia.com

Redes sociales,  FB e Instagram Izcaltia (renacerfortaleciendo)

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here