Esta vez tocó turno a la familia real británica: el príncipe de Gales heredero de la corona británica, dio positivo en COVID-19, informó su residencia oficial de Clarence House, y se señala que presenta síntomas leves  pero que “por lo demás, está con buena salud”.

El hijo de la Reina Isabel II tiene 71 años de edad y permanece en cuarentena en Balmoral, al tiempo que y su mujer, la duquesa de Cornualles, dio negativo

El último compromiso público del príncipe Carlos fue el pasado 12 de marzo y estuvo en contacto con su madre ese mismo día. Ella se encuentra en el castillo de Windsor en Londres. El príncipe “ha estado trabajando desde casa en los últimos días”, dice la nota oficial, agregando que “siguiendo la recomendación médica y del Gobierno, el príncipe y la duquesa están ahora aislados en su casa en Escocia”.

Ambos hacen la cuarentena en su residencia escocesa de Birkhall dentro de los terrenos del castillo de Balmoral, y de acuerdo con las pruebas hechas por el Servicio Nacional de Salud en Aberdeenshirem Escocia, es difícil saber dónde se contagió Carlos debido a la cantidad de compromisos que ha tenido en las últimas semanas.

La reina, de 93 años, se trasladó la semana pasada desde el palacio de Buckingham (Londres) a Windsor, su residencia de fin de semana, como medida de precaución dada su avanzada edad, en tanto que su esposo el duque de Edimburgo, de 98 años, también permanece en el castillo de Windsor.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here