La muerte el sábado del director italiano Franco Zeffirelli a la edad de 96 años en su casa de Roma causó conmoción y pesar en Florencia donde nació, al igual que en el mundo del cine y de la cultura.

El cineasta falleció después de una larga enfermedad que se agravó en los últimos meses”, de acuerdo con medios locales basados en fuentes de la familia de Zeffirelli.

Franco murió en compañía de sus hijos adoptivos Pippo y Luciano, un médico y un sacerdote de la iglesia San Tarcisio, luego de que hace una semana trascendiera que padecía desde hace tiempo una neumonía. Luego del funeral en fecha y lugar aún por definir, Zeffirelli descansará en el cementerio de las Puertas Santas de Florencia.

El jefe del gobierno italiano Giuseppe Conte escribió en su cuenta de Twitter: “Emoción profunda por la desaparición del maestro Franco Zeffirelli. Embajador italiano del cine, el arte y la belleza. Un gran cineasta, guionista, escenógrafo, un gran hombre de la cultura”.

Por su parte, el ministro de la Cultura italiano lo consideró “un genio de nuestro tiempo” al cual llora el mundo de la cultura y del cine, mientras que el alcalde de Flore4ncia, Dario Nardella, expresó: “nunca quise que llegara este día. Franco Zeffirelli partió esta mañana. Uno de los hombres más grandes en el mundo de la cultura. Nos sumamos al duelo de sus seres queridos. Adiós, querido maestro, Florencia nunca te olvidará”.

No habrá capilla ardiente en Roma el lunes, sino en el Salón de los Quinientos del Palazzo Vecchio de Florencia, donde según el alcalde Nardwella, “todo el mundo podrá saludarlo en su Florencia”.

Profundamente comprometido con su ciudad, Franco hizo en 1966 la película “Per Firenze”, en la cual describía la histórica inundación que afectó la ciudad ese mismo año y que deterioró muchas de sus riquezas artísticas. La cinta, a la que el actor Richard Burton prestó su voz, permitió recolectar 20 millones de dólares para los trabajos de restauración y reconstrucción.

Franco también instaló en el centro histórico de Florencia su fundación que concibió con el objetivo de que su obra fuera accesible a un número más grande de personas, en la que hay una biblioteca que contiene más de 10.000 volúmenes consagrados al arte, la historia, la literatura y el espectáculo.

Condecorado por la reina de Inglaterra por su trabajo en la adaptación al cine de las obras William Shakespeare, tuvo 4 nominaciones a los Óscar por “Romeo y Julieta”, película que se alzó con e premios a la mejor fotografía y mejor vestuario.

Su último trabajo como director, un sueño que alimentó durante más de diez años, fue la puesta en escena de una nueva “Traviata” que abrirá la temporada de ópera en La Arena de Verona el 21 de junio.

Zeffirelli adaptó otras obras de Shakespeare, como “Hamlet”, en 1992, con Mel Gibson y Glenn Close, y “La fierecilla domada”, en 1967, con Elizabeth Taylor y Richard Burton. Además, dirigió más de 30 obras de teatro y óperas.

La BBC recordó que dirigió a estrellas como Elizabeth Taylor y Maria Callas mientras los grandes escenarios italianos, de la Scala de Milán a La Fenice de Venecia, lamentaron su fallecimiento en sus cuentas de Twitter. (con información de AFP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here