Cuando vemos bailar a Michael Jackson, no falta quien identifique algunos pasos que hicieron famoso al rey del pop  con los que hizo por años el  gran Adalberto Martínez Chávez, quien murió hace 17 años, el 4 de abril de 2003, y a quien el ambiente artístico conoció como “Resortes”.

Adalberto vio la primera luz en la Ciudad de México el 25 de enero de 1916, justo en tiempos de la Revolución Mexicana. Nació en el callejón del Estanquillo número 15 en Tepito, de familia pobre y en un momento de su infancia, víctima  de abusos por parte de sus padres, por lo que una mujer de nombre Constanza Vicochea, pidió la tutela.

Apenas tenía 15 primaveras el joven Adalberto cuando dio inicio a su carrera artística con el apoyo de uno de los directores del Teatro Hidalgo, adentrándose en el icónico e histórico ambiente de las carpas, además de ser asiduo asistente a salones de baile, formando con a su amigo Juan Flores un dueto de tap.

Corría el año de 1943 y Adalberto Martínez laboraba de fijo en el Teatro Follies gracias al empresario Miguel Bravo, y poco tiempo después encabezó una compañía llamada Pachuco’s Review, con la que hizo una gira por  América Latina. Tres años más tarde, trabajaba en el Teatro Lírico cuando Lázaro Espinoza, amigo de Cantinflas, le reveló que el escritor del Mario Moreno quería hacer una película en la que Resortes podría participar.

Adalberto aceptó y junto con otros actores como Domingo Soler y Delia Magaña, participó en Voces de Primavera.

El mote de Resortes se lo puso su hermano Carlos, debido a su forma de caminar y bailar.

Se separó de Juan Flores y luego de 8 años de trabajar en circos, prueba suerte en el Apolo logrando mucho éxito. Resortes obtuvo fama como bailarín y cómico, haciéndose de un sitio en el cine nacional con películas de gran éxito como Yo dormí con un fantasma, Confidencias de un ruletero, El beisbolista fenómeno y El Rey de México  entre 1947 y 1955.

Otros filmes que forman parte de los archivos del celuloide mexicano son  Asesinos, S.A., Quiero ser artista, Del suelo no paso, La Chamaca, El dengue del amor, Los albañiles y Día de Difuntos.

Resortes participó como argumentista en algunas cintas que protagonizó y también incursionó en la televisión, participando en telenovelas como El abuelo y yo, Gotita de amor, Carita de ángel, La pasión de Isabela y Sueños de juventud.

Adalberto recibió reconocimientos como la Diosa de Plata, y el premio de la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York, al Mejor Actor por la película Los albañiles. Más aún, el Instituto Nacional de Bellas Artes le rindió homenaje en 1987 con un diploma y una medalla por su trayectoria. También fue reconocido en el Madison Square Garden de Nueva York por su quehacer artístico, y obtuvo el Ariel de Oro en 1994 por su labor artística.

Resortes compartió créditos con actores como Tin Tan, Los Hermanos Soler, Fanny Kaufman «Vitola», Clavillazo, Amalia Aguilar, Silvia Derbez, Manuel el loco Valdés, entre otros.

A principios de diciembre de 2002, Resortes fue internado en un nosocomio por una neumonía pero salió días después para pasar el fin de año con su familia. Falleció el 4 de abril de 2003 a los 87 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here