El canciller de Irán y negociador en el acuerdo nuclear de su país llegó por sorpresa a Biarritz en el marco de la celebración del G7 en dicha localidad francesa.

Mohamad Yavad Zarif llegó en un avión oficial iraní y poco después se reunió con su homólogo francés, Jean-Yves le Drian, un encuentro al margen de la cumbre de las potencias económicas de occidente.

Sin embargo, según Zarif no mantendría reuniones de ningún tipo con representantes de Estados Unidos, en plena tensión entre ambos estados que se mantiene desde que Donald Trump retirara a su país del acuerdo alcanzado junto con Francia, Reino Unido, Rusia, China, Alemania, la Unión Europea y Teherán para disminuir drásticamente la producción de material nuclear iraní.

La decisión del encuentro que llevó al canciller iraní a Biarritz,  es producto de una iniciativa francesa adoptada anoche noche tras constatarse en la cena informal de líderes del G7 que “había elementos que permitían una buena convergencia”, según  fuentes del gobierno Estado francés.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no ha hecho declaraciones sobre la llegada del líder de la diplomacia iraní en plena cumbre del G7.

Ese mismo avión que transportó a Biarritz al dirigente iraní, estuvo en París el pasado viernes, fecha que coincide con la visita que el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, efectuó a la capital para reunirse con el presidente francés, Emmanuel Macron.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here