Este miércoles arrancaron en Washington las audiencias públicas en torno a un posible juicio político contra el presidente estadounidense Donald Trump, y  el mandatario recibió un fuerte golpe luego de que Bill Taylor, el diplomático estadounidense de mayor rango en Ucrania, afirmara que el presidente tenía como principal interés en Ucrania “las investigaciones” al exvicepresidente Joe Biden, uno de los aspirantes demócratas a las elecciones presidenciales de 2020

La investigación de la Cámara Baja de Estados Unidos podrían derivar en un impeachment contra Trump si se demuestra que abusó del poder de la presidencia al pedir a Ucrania que investigara a Biden.

Se trata de las primeras audiencias sobre un juicio político a un presidente de Estados Unidos en 2 décadas, desde que el demócrata Bill Clinton respondiera sobre su  affaire con la joven  becaria de la Casa Blanca, Monica Lewinsky, proceso del que salió absuelto y pudo concluir su mandato.

Taylor reveló la existencia de una llamada telefónica durante el mes de julio en un restaurante entre Trump y el embajador estadounidense ante la Unión Europea, Gordon Sondland, otro de los protagonistas de la polémica y que fue escuchada por uno de los miembros del equipo de Taylor.

Luego de la llamada, el ayudante de Taylor preguntó a Sondland sobre la opinión del presidente sobre Ucrania y este habría respondido “que al presidente Trump lo que más le importaban eran las investigaciones sobre Biden”.

Ucrania ha estrechado su relación con Estados Unidos desde 2014, cuando Moscú se anexó la península de Crimea, y desde 2014, el Congreso estadounidense ha autorizado 1.600 millones de dólares en asistencia militar a Ucrania. Los recursos habrían sido retenidos por la casa Blanca para presionar al mandatario ucraniano y cooperar en el caso Biden

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here