Este 4 de abril se cumplen 18 años del fallecimiento de un actor y cómico mexicano con una vida artística de más de 70 años: Adalberto Martínez “Resortes”.

Adalberto nació en el callejón del Estanquillo del barrio de Tepito el 25 de enero de 1916 en una familia relativamente pobre, siendo el segundo de 7 hijos de Luis Martínez y Enriqueta Chávez. De niño tuvo el apoyo de la Sra. Constanza Vicochea, quien al conocer los abusos de los que Adalberto era víctima por parte de su tío Ramón Martínez, optó por solicitar su tutela.

El sobrenombre de Resortes le fue puesto por su hermano Carlos debido a su peculiar estilo de caminar y bailar. Al principio le molestó este mote, pero después terminó por añadirle la frase “Resortín de la resortera, para servirle a usted donde quiera y como quiera, menos por donde quiera y mientras Dios quiera”. A los 15 años, tras persuadir a uno de los directores del Teatro Hidalgo en la Ciudad de México, empezó su carrera artística, realizando temporadas de carpa, visitando salones de baile como El esmyrna, Los Ángeles y el México. Junto con su amigo Juan Flores, empezó un dueto de tap llamados Los Espontáneos.

En 1943 trabajaba en una función especial en el Teatro Follies y encabezó la compañía Pachuco’s Review, con la que hizo una gira alrededor de México y América Latina. Para 1946, mientras trabajaba en el Teatro Lírico, Lázaro Espinoza le dio la noticia de que Jaime Salvador, escritor del Mimo de México, quería hacer una película en la que él participara. Resortes aceptó, y la película, apadrinada por el actor Domingo Soler y Delia Magaña se llamó Voces de Primavera.

Resortes obtuvo fama como bailarín y cómico lo que lo estableció en el cine nacional. Su carrera despegó y sus películas tuvieron gran éxito. Algunas cintas que encabezó fueron “Yo Dormí con un Fantasma”, “Confidencias de un Ruletero”, “El Beisbolista Fenómeno” y “El Rey de México” además de “Asesinos, S.A.”, “Quiero Ser Artista”, “Del Suelo no Paso”, “La Chamaca” y “El Dengue del Amor”, entre otras.

En los años 90 participó como argumentista en algunas cintas que protagonizó mientras participó en telenovelas como “El abuelo y yo” junto a Jorge Martínez de Hoyos y Evangelina Elizondo; “Gotita de amor”, “Carita de ángel”, “La Pasión de Isabela” y “Sueños de juventud”. Su última participación fue como vagabundo en ¡Vivan los niños!.

Recibió reconocimientos como la Diosa de Plata, El Heraldo de México, y el premio de la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York que le entrego su paisano Wilbert Alonzo Cabrera, vicepresidente de dicha asociación al Mejor Actor por la película “Los albañiles” de 1976. El Instituto Nacional de Bellas Artes le otorgó un diploma y una medalla por su larga trayectoria en 1987, y fue homenajeado en el Madison Square Garden de Nueva York en 1999 por su quehacer artístico, además de obtener el Ariel de Oro en 1994 también por su trayectoria.

A principios de diciembre de 2002, Resortes fue internado a causa de una neumonía y salió días después para pasar las fiestas de fin de año con su familia, aceptando que su salud había venido a menos a causa del tabaquismo. Adalberto Martínez falleció el 4 de abril de 2003 a la edad de 87 años, y su cuerpo fue sepultado la tarde del día siguiente en el panteón Mausoleos del Ángel.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here