La pandemia del coronavirus sigue generando decisiones impensadas e insólitas en la era moderna, y en esta ocasión, se ha anunciado que el torneo abierto de golf Británico no se jugará este 2020, por primera vez desde 1945.

El anuncio fue hecho por las autoridades del golf internacional, en momentos en los que se busca rearmar el calendario de este año, o lo que quede de él, toda vez que varios eventos han sido cancelados, y uno que otro aplazado con la esperanza de encontrar espacio.

Sin embargo, la reanudación de la temporada 2020 de golf no depende tanto de confeccionar un calendario, sino de cuándo la propagación del COVID-19 será controlada de tal forma que se reabra la competencia.

Esta vez tocó al Royal & Ancient Golf Club de St. Andrews, en su calidad d3e organizador del campeonato más antiguo del golf en el mundo, sepultar la edición programada en el campo de Royal St. George’s en Ken, entre el 16 y 19 de julio.

Así, el evento se retrasa un año y se efectuará entre el 15-18 de julio de 2021, dejando hasta 2022 la edición 150 para la cancha de St. Andrews.

Las demás organizaciones del golf reprogramaron otros 3 torneos de los considerados como los Majors: el Masters fue agendado del 12 al 15 de noviembre: el Campeonato de la PGA del 3 al 9 de agosto en el Harding Park de San Francisco; y el Abierto de Estados Unidos entre el 14 y 20 de septiembre en el campo de Winged Foot en Mamaroneck, Nueva York.

Entre los torneos que sobreviven todavía al coronavirus están además el Fin de la Gira de la PGA con el Wyndham Championship del 13 al 16 de ese mes: el arranque de los playoffs de la Copa FedEx en el torneo The Northern Trust del 20 al 23 del octavo mes del año: y el Campeonato BMW, segundo torneo de playoffs del 27 al 30 de agosto.

Además hay 3 torneos “seguros” para septiembre y aún no se sabe nada de la convocatoria para la Copa Ryder entre Europa y Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here