En 2018, el planeta de nueva cuenta más dinero que el año anterior a la adquisición de material de guerra, y el crecimiento fue de 2,6% hasta 1,63 billones de euros, de acuerdo con el informe anual sobre gasto militar que realiza el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo.

El reporte del SIPRI asegura que buena parte del aumento se explica por los desembolsos que han realizado Estados Unidos y China en este período. Se trata del nivel de gasto más alto desde 1988, cuando se vivía el declive del comunismo, pero el mundo estaba aún en Guerra Fría.

En 2017 el total de dinero invertido en armas ya se había incrementado en 1,1 por ciento.

En el caso de la principal Estados Unidos, por primera vez desde 2010 registró un incremento en su gasto militar en 4.6%, llegando a 582 mil millones de euros. De hecho, la Unión Americana acaparó el 36% de la inversión mundial y gasto, equivalente a la suma de los 8 países que lo siguen en la lista.

El informe apunta que “el aumento en el gasto de Estados Unidos estuvo impulsado por la implementación desde 2017 de nuevos programas de compra de armas bajo la administración Trump”.

China, cuyo presupuesto militar aumentó 83%o desde 2009, es el segundo país con mayores gastos en el sector, al destina el 1,9% de su PIB, seguido de Arabia Saudita, India y Francia.

Rusia es el sexto de la lista, y salió por primera vez en una década de los 5 primeros, debido a un descenso del 3,%, que dejó la inversión en 55.103 millones de euros.

De los países latinoamericanos Brasil ocupa el puesto 12 de gasto; Colombia, el 24; México está en el 31, y Chile, en el 35.

Venezuela, que ha disminuido su gasto en defensa en un 71% desde 2013, debido a la crisis que atraviesa.

Por otra parte, las compras de armas aumentaron en Asia-Oceanía, principalmente por “las tensiones entre países asiáticos, así como entre Estados Unidos y China”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here