La atmósfera terrestre ha experimentado reducciones significativas de algunos contaminantes debido a los cambios en la actividad humana por la pandemia de coronavirus, de acuerdo con un estudio de la NASA basado en simulaciones hechas por computadora.

La agencia espacial tomó como base registros del 2018 y 2019, y desarrolló modelos informáticos que consideran las variaciones normales del clima además de factores que alteran la composición y la química de la atmósfera terrestre, para estimar las concentraciones atmosféricas de dióxido de nitrógeno en 2020 si la pandemia no hubiese surgido.

El modelo entregó valores estimados, que fueron comparados con mediciones reales documentadas durante este año en poco menos de 6 mil sitios de observación en 46 países. Resultó que en 50 de las 61 ciudades analizadas se registró una disminución de entre el 20 y el 50% en las concentraciones de este contaminante, así como un descenso del 20% a nivel mundial.

Los resultados de la investigación destacan que la ciudad china de Wuhan, considerada el epicentro de la pandemia, al igual que Milán, mostraron una reducción del 60% en dichas emisiones, seguidas de Nueva York con 45%.

El autor principal de la investigación, Christoph Keller, mencionó que “todos sabíamos que los cierres iban a tener un impacto en la calidad del aire”.

Emma Knowland, coautora del estudio, señaló que “incluso se podía ver la disminución del dióxido de nitrógeno antes de que las políticas oficiales [para contener la propagación del virus] entraran en vigor”; sin embargo, una vez las restricciones fueron levantadas, las emisiones del gas contaminante aumentaron, aunque por debajo de los niveles modelados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here