El depósito es un contrato poco conocido mediante el cual el depositario se obliga hacia el depositante a recibir una cosa, mueble o inmueble que aquél le confía, y a guardarla para restituirla cuando la pida al depositante.

Se acuerda Usted de aquellas cajas de seguridad con las que contaban los bancos y a las que tenía acceso por el pago de una renta y podía guardar ahí joyas, dinero en efectivo, documentos importantes, títulos de crédito, etcétera. Esas cajas de seguridad se rentaban mediante un contrato de depósito. Incluso las cajas de seguridad con que cuentan las recepciones de los hoteles, en donde Usted puede realizar el depósito de sus objetos de valor, para su resguardo forman parte de un contrato de depósito.

Por lo que si a usted le ha ocurrido en alguna ocasión que ha querido realizar un pago y no se lo quieren recibir puede recurrir al depósito forzoso para que le hagan entrega de ese bien a quien Usted designe; por ejemplo, un arrendador de inmuebles que se niega a recibir la renta que le quiere pagar su inquilino, y no se la quiere recibir por alguna razón, como que intentan aumentarle la renta o por qué quieran que dicho inquilino desocupe el inmueble arrendado, entonces el inquilino tiene la posibilidad de depositar la renta al arrendador, y de esa manera no caer en un incumplimiento del contrato de arrendamiento que dará lugar a que posteriormente le demanden la rescisión del contrato de arrendamiento por incumplir con el pago puntual de la renta.

El arrendador al recoger su renta que le fue depositada deberá entregar el recibo por concepto de arrendamiento correspondiente.

O los casos en los que se debe alguna cantidad de dinero y se tiene que pagar en una fecha límite para que no se generen intereses, si una persona quiere realizar su pago y no le quieren recibir dicho pago, o el número de cuenta bancario cambió sin previo aviso, o quizá el banco dejo de existir, entonces se podrá hacer el pago mediante un depósito que se realiza ante un juez en materia civil, cumpliendo así con el pago en la fecha convenida y evitando que se generen intereses.

Pero no solamente se hacen depósitos de dinero, también se pueden depositar bienes, joyas y documentos, incluso inmuebles ya sea que sean entregados a una persona para su resguardo eficaz y que en algún momento me los devuelva o para que le sean entregados a un tercero, de tal modo que es conveniente saber de la existencia de este tipo de contrato para los usos que se le puedan dar.

 Ya ve Usted, amable lector, que el derecho siempre tiene una solución para cada situación o problema.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here