El Instituto Tecnológico de Massachusetts dio a conocer los resultados de un  estudio en el que informa de la amenaza que supone el cloroformo en la recuperación de la capa de ozono.

La investigación fue publicada en ‘Nature Geoscience, y apunta que las emisiones de este compuesto en la atmósfera global han aumentado de forma significativa entre 2010 y 2015, especialmente en el este de Asia, donde parece que la producción de productos a partir de cloroformo está aumentando.

El profesor de Ciencias Atmosféricas de TEPCO en el Tecnológico, Ronald Prinn, afirma que la recuperación del ozono “no es tan rápida como la gente esperaba”, y que el cloroforomo “la desacelerará aún más”.

Si las emisiones de esta sustancia siguen creciendo, los científicos predicen que la recuperación de la capa de ozono podría sufrir un retraso de entre 4 y 8 años.

El cloroformo se encuentra entre los compuestos denominados “sustancias de muy corta duración” debido a su breve vida en la atmósfera. Permanece en ella durante aproximadamente 5 meses.

Por otro lado, el hecho de que el aumento de cloroformo se origine en el este de Asia incrementa el estado de urgencia de la situación, ya que esta región es especialmente susceptible a los monzones, tifones y otras tormentas extremas que podrían dar un impulso a la estratosfera de cloroformo y otras especies de corta duración, donde eventualmente se descompondrían en el cloro que devora el ozono.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here