Aún cuando se desconoce si habrá o no Juegos Olímpicos en Tokio el año que viene, los organizadores de la justa veraniega y de los Paralímpicos pospuestos este fatídico 2020 por la pandemia de coronavirus, han efectuado pruebas de los procesos de control de seguridad para quienes ingresen a las tribunas de las sedes de las competencias.

En estas pruebas participaron cerca de mil personas y se llevaron a cabo en Tokio durante los primeros 3 días de la semana en curso, siendo el primer ensayo de este tipo que se lleva a cabo después del brote de coronavirus.

El ejercicio consistió en medir el tiempo que tomaba hacer varios controles de seguridad como por ejemplo mantener una distancia adecuada entre los espectadores y tomar sus temperaturas antes de ingresar a las instalaciones.

Uno de los retos es que la toma de temperatura sea eficaz y en el ensayo del miércoles se utilizaron termómetros de no contacto y termógrafos, así como etiquetas adhesivas que miden la temperatura.

Las etiquetas adhesivas se colocan primordialmente en las muñecas y muestran diferentes colores según las temperaturas. El método ayuda a ahorrar tiempo porque puede tomarse la temperatura de los espectadores mientras esperan en las filas para los controles de seguridad.

El comité organizador de Tokio planea decidir qué proceso de control de seguridad elegirá después de analizar los resultados de las pruebas.                                            

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here