Los rectores de 2 de los principales centros de educación superior del país decidieron seguir el ejemplo del presidente Andrés Manuel López Obrador y anunciaron que se bajarán el salario a partir de enero de 2019.

Se trata de Enrique Graue, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, y Mario Alberto Rodríguez Casas, director general del Instituto Politécnico Nacional, quienes acordaron devolver la misma cantidad de salario como lo anunció el lunes el propio López Obrador, quien regresó a las arcas públicas una tercera parte de su primer pago como mandatario de México.

Luego de una reunión con coordinadores de los partidos políticos en la Cámara de Diputados, el rector de la UNAM expresó que “en lo personal y coincidiendo con esta decisión de austeridad ejemplar que ha marcado el presidente ha regresado a la Tesorería el monto de su salario, el rector de la UNAM, a partir de la primera quincena de enero, hará exactamente lo propio”.

Por su parte, el titular del IPN,  Rodríguez Casillas, indicó que su salario asciende a 106 mil pesos mensuales, y que con la reducción en sus percepciones devengara unos 92 mil pesos.

López Obrador fijó su salario en 108 mil 376 pesos mensuales, por lo que devolvió al erario en su primera quincena cerca de 22 mil 313 pesos.

Los rectores de las principales universidades públicas de México harán lo mismo a partir de la primera quincena de enero del próximo año.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here