El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quiere a toda costa mantenerse en el cargo y para ello, no dudaría en provocar un severo conflicto internacional al asegurar que su país anexionará el Valle del Jordán, territorio palestino en Cisjordania ocupada, si es reelegido.

Netanyahu, quien sigue siendo investigado en Israel por corrupción, pidió al electorado su apoyo para encabezar unas negociaciones en las que también buscará quedarse con parte del mar Muerto.

“Trump va a presentarnos el acuerdo de paz muy pronto. Pido recibir de ustedes un mandato claro para promulgar la soberanía israelí sobre todos los asentamientos”, dijo el premier judío, y precisó que “por respeto al Presidente Trump, y por la gran confianza en nuestra amistad, esperaré para imponer la soberanía hasta después de la presentación del plan diplomático del presidente”.

“No hemos tenido este tipo de oportunidad desde la Guerra de los Seis Días y es posible que no haya otra oportunidad en otros 50 años”, añadió Netanyahu sobre el comienzo de la ocupación de Cisjordania junto a un mapa del territorio palestino.

A Israel no le interesan las resoluciones de Naciones Unidas al respecto. Para la comunidad internacional, las colonias judías en territorio ocupado no tienen base legal y constituyen una violación del derecho internacional y un obstáculo para una paz justa y duradera, por lo que la advertencia del dirigente judío fue recibida por la ONU como potencialmente devastadora.

El antiguo negociador palestino para la paz Saeb Erekat, dijo que se trata de “un crimen de guerra. Estamos a las puertas de la sesión número 74 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, por lo que la comunidad internacional debe mantenerse firme ahora, decir un no rotundo y dejar de tratar a Israel como un país que está por encima de las leyes del hombre”.

Desde su creación en 1947, tras la partición de Palestina votada en la ONU, el estado de Israel ha aumentado su territorio en más del doble.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here