El club de fútbol galés de Cardiff podría presentar una demanda por negligencia contra el Nantes francés si se confirma que el piloto que transportaba al futbolista Emiliano Sala el pasado 21 de enero, no disponía de licencia válida.

De acuerdo con el diario Sunday Telegraph, y horas después del funeral del atacante argentino en su poblado natal de Progreso, Cárdiff estudia las opciones jurídicas a la mano para saber si debe pagar 17 millones de euros al Nantes por el fichaje del jugador, quien pereció al desplomarse en el Canal de la Mancha la aeronave que lo llevaba a Cardiff, sin haber debutado con su nuevo equipo en la Premier League.

Según una investigación del Cardiff, el piloto de la avioneta que llevaba a Sala de Nantes a territorio galés, David Ibbotson, no tenía la licencia para transportar pasajeros.

Por lo pronto, se espera que se haga público en estos días un primer informe de la Oficina Británica de Investigación de Accidentes Aéreos, quien realiza las pesquisas correspondientes para aclarar la tragedia.

Si se establece que Ibbotson no tenía licencia, Cardiff podría argumentar esto para demandar negligencia a quien contrató al piloto, es decir, los promotores Willie y Mark McKay, que representaron al Nantes en el fichaje y quienes admitieron haber contratado el avión, pero no al piloto.

Si el Nantes es culpable, Cardiff podría evitar el pago.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here