Luego de los dimes y diretes generados en el senado de la república tras la elección de Rosario Piedra como titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la senadora Kenia López Rabadán, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en la cámara alta, respondió a lo dicho por el senador de Morena Germán Martínez Cázares, y las calificó de intolerantes, misóginas y sobre todo con gran falta de respeto a la ley.

La legisladora azul apuntó que “es muy lamentable que el senador a nombre del Grupo Parlamentario de Morena me amenace con la posibilidad de que se me quite la presidencia de la Comisión en el Senado de la República” y señaló que “lo he dicho públicamente y lo reitero, no me van a intimidar, seguiré denunciando el fraude cometido en el Senado”.

Las acusaciones de ida y vuelta entre los 2 senadores se produjeron luego de que el morenista declarara que propondrá a su bancada “reflexionar” sobre la permanencia de la senadora López Rabadán al frente de la Comisión de Derechos Humanos en la Cámara alta, por sus acusaciones de fraude en la elección.

La panista precisó que es claro, público y transparente que se robaron 2 votos en el Senado, ya que habiendo 116 senadores presentes y depositándose 116 votos en la urna sólo se contabilizaron 114, de los cuales 76 fueron emitidos a favor de la candidata del partido oficial, con los cuales no alcanza las dos terceras partes requeridas por la ley.

López abadán advirtió que si le quitan la Comisión de Derechos Humanos por haber denunciado un fraude, el hecho quedará consignado en la historia del Senado”, apuntando que “el partido en el poder dijo que las cosas iban a cambiar en este país y quedará evidencia de que mintió, porque se habrá comportado todavía peor que a aquellos a los que criticaban2.

Añadió que es mujer de principios está del lado correcto de la ley, de lo ético y de lo honorable, y que  seguirá denunciando el fraude cometido para la elección de la presidencia de la CNDH”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here