El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que cada vez hay menos católicos en su país, mientras se incrementa el número de evangélicos, y a su juicio, la tendencia surgió en los últimos años debido a que obispos de la Iglesia Católica han tomado un rumbo político.

De hecho, Maduro señaló que la Conferencia Episcopal Venezolana se ha transformado en un partido.

“Si yo les dijera los datos que tenemos de cómo el pueblo papa Francisco, querido papa Francisco, cómo el pueblo de Venezuela ha ido abandonando el catolicismo, ya casi el 40% del pueblo se declara evangélico, antes era el 3%”, apuntó el presidente Maduro en una transmisión del canal estatal Venezolana de Televisión.

Dijo también que “a mi me pidió el Papa Francisco un día que lo visité, una visita oficial: me pidió que no polemizara públicamente con los obispos, y yo he cumplido con esto, pero de verdad a veces se come la luz, abusan del pueblo, utilizan los púlpitos para sus obsesiones políticas, para defender lo indefendible, para actuar como militantes y dirigentes de partidos políticos y no como pastores de una iglesia”.

Maduro señaló que representantes de la Iglesia Católica faltan el respeto a los venezolanos cuando invitan a participar en actos de esa religión a líderes políticos, como ocurrió el 15 de septiembre en la celebración de la Virgen de la Pastora, en el estado Lara, festividad que atrae a cerca de 4 millones de personas.

Las últimas 2 conmemoraciónes estuvieron marcadas por la participación del dirigente opositor Juan Guaidó, lo que de acuerdo con Maduro ha provocado rechazo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here