El opositor venezolano Juan Guaidó dio inicio hoy a lo que asegura será una escalada de presión definitiva para sacar del poder a Nicolás Maduro, durante movilizaciones en las que 2 diputados fueron detenidos y luego liberados.

Guaidó, autoproclamado y reconocido como mandatario interino por más de 50 países, puso en marcha ante miles de partidarios en Caracas, la “operación libertad”, estrategia para trabajar con sus bases para desalojar a Maduro del poder.

“¡Aquí estamos, aquí vamos a seguir! ¡Todos a las calles, a la fase definitiva del cese de la usurpación!”, llamó el jefe del Parlamento de mayoría opositora, desde la plataforma de un camión.

Convocó a una nueva movilización el próximo miércoles destinada a multiplicar un voluntariado que, dijo, se encargará de organizar y mantener viva la presión en la calle.

Guaidó, quien también invitó a los empleados públicos al Legislativo este lunes, en su empeño para que dejen de apoyar a Maduro, expresó que “comienza la escalada de presión más grande que hemos visto en nuestra historia”, sostuvo

Las manifestaciones opositoras derivaron en disturbios en Maracaibo, donde los diputados Renzo Prieto y Nora Bracho fueron detenidos momentáneamente por militares.

Guaidó  está bajo amenaza de arresto, luego de que el pasado martes la oficialista Asamblea Constituyente lo despojó de su inmunidad y autorizara en enjuiciarlo por “usurpar” las funciones de Maduro.

Detener a Guaidó “sería un error muy grave, quizás el último del régimen” de Maduro, advirtió Elliott Abrams, representante especial de Estados Unidos para la crisis venezolana.

Mientras tanto, contingentes de chavistas se concentraron en varios puntos de Caracas para marchar hacia el palacio presidencial de Miraflores y “ratificar el carácter anti-imperialista” del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here