Para el economista australiano Steve Keen una manera de fomentar la actividad económica en Australia es que el Gobierno del país de las antípodas otorgue unos 65 mil dólares estadounidenses a cada ciudadano para paliar la crisis derivada de la pandemia de coronavirus.

La propuesta indica que el dinero sería utilizado para afrontar deudas tales como pagos de tarjetas de créditos, préstamos de automóviles e hipotecas. Quienes no tienen deudas también deberían recibir el dinero.

La deuda privada en Australia alcanza el 190% del producto interno bruto, por lo que Keen aseguró al Daily Mail Australia que se creó “la mayor burbuja de deuda en la historia de la humanidad”.

Acusó a los bancos de haber alimentado la burbuja a través de créditos, lo que derivó en un aumento de valor de las propiedades y esto llevó a niveles aún más altos la deuda. A su entender, “los bancos crearon el dinero para financiar la burbuja inmobiliaria”.

Keen, profesor del Colegio Universitario de Londres, deja entrever que la economía australiana no podrá recuperarse de la crisis generada por el coronavirus a menos que reduzca la carga de deuda privada y para eso sería necesaria una condonación para llevarla del 190% al 90% del PIB.

Con la pandemia de coronavirus, los bancos decidieron dar un alivio a los deudores hipotecarios de 6 meses, retrasando reembolsos y deteniendo ejecuciones en casos de personas que debieron dejar el trabajo. Sin embargo, cuando esos plazos venzan, el desempleo derivará en la falta de pago y embargos, lo que depreciaría el mercado inmobiliario.

Al mes de abril pasado, casi 600 mil personas quedaron desocupadas en Australia y el desempleo llegó a 6,2%, registró que tal vez no descienda en los próximos 2 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here