En el marco del Día Mundial del Corazó, este 29 de septiembre, la Secretaría de Salud y los Institutos Mexicano del Seguro Social y de Seguridad y de Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, hacen un llamado a la población a evitar o reducir los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares y a hacerse revisiones médicas periódicas.

 

Este año, con el lema “Mi Corazón, Tu Corazón”, se busca también que la población esté informada sobre las medidas preventivas como la dieta saludable y la actividad física, además de evitar el consumo de tabaco y alcohol.

 

A partir del año 2000, por iniciativa de la Federación Mundial del Corazón, se designó el 29 de septiembre como el Día Mundial del Corazón, con el objetivo de difundir de forma masiva sus causas y las medidas de prevención para reducir la mortalidad.

 

Las instituciones del Sector Salud desarrollan diversas acciones para atender este problema de salud pública, así, por ejemplo, el Instituto Nacional de Cardiología “Dr. Ignacio Chávez”, de la Secretaría de Salud, cuenta con un Centro de entrenamiento en técnicas mínimamente invasivas, para tratar afecciones cardiovasculares. 

 

El objetivo es homologar diagnóstico y tratamiento terapéutico con técnicas de mínima invasión para la atención de la cardiopatía isquémica en México, a fin de reducir la mortalidad cardiovascular, mejorar la atención médica y disminuir el costo hospitalario.

 

El IMSS, por su parte, a través del programa Código Infarto, ha reducido las muertes por enfermedades cardiovasculares en casi 60%. Opera en 344 unidades médicas habilitadas para dar este servicio, en las que se incluyen 11 unidades médicas de alta especialidad, 181 Hospitales Generales Regionales o de Zona y 152 unidades de medicina familiar.

 

Con esta estrategia, cerca de 25 mil derechohabientes han recibido atención en menos de 10 minutos y ha logrado salvar la vida a más de 3 mil afiliados. Desde su implementación, se ha mejorado en 50% el tratamiento de reperfusión, es decir, de abrir la arteria que causa del infarto. Además, se han reducido significativamente los tiempos de atención y las complicaciones por insuficiencia cardiaca.

 

En el ISSSTE, los padecimientos cardíacos, junto con el cáncer, significaron en 2018 una erogación de 11 mil 964 millones de pesos, lo que equivale a 15.6% del gasto de funcionamiento del Seguro de Salud.

 

Los principales factores de riesgo son la obesidad, que afecta a 7 de cada 10 servidores públicos, la diabetes mellitus, que es la tercera causa de muerte, con el 10.1 por ciento de fallecimientos totales en el organismo, y la hipertensión arterial, la cual afecta a 14.1 por ciento de los derechohabientes.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here