Expertos en explosivos detonaron este domingo en la ciudad alemana de Frankfurt una bomba de 250 kilos que data de la Segunda Guerra Mundial, y que fue detectada el martes pasado en unas prácticas de buceo de los bomberos.  

La detonación obligó a evacuar por razones de seguridad a unas 600 personas y originó un chorro de agua de más de 30 metros de altura, además de un gran estruendo.

Para detonar esta bomba que contenía 120 kilogramos de material explosivo, debió ser trasladada desde el lugar del hallazgo cerca del Alte Brücke, hacia aguas más profundas. Inicialmente, en donde los artificieros tenían previsto neutralizar el detonador bajo el agua con una carga explosiva, pero en el intento la bomba explotó, algo que ya habían previsto y para lo que estaban preparados.

El hallazgo de este tipo de artefactos es relativamente frecuente en Alemania, y fue en 2017 cuando se produjo la mayor evacuación por una bomba de la Segunda Guerra Mundial en la historia del país., precisamente en Frankfurt, donde un artefacto con 1.300 kilos de explosivos fue tras haber sido hallado en unas obras y obligó a la evacuación de 60 mil personas. 

Frankfurt sufrió numerosos bombardeos y de acuerdo con el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, un total de casi 400.000 toneladas de bombas fueron arrojadas sobre territorio alemán durante la guerra por bombarderos norteamericanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here