Investigadores de la Universidad de Ulm en Alemania descubrieron que la hormiga Cataglyphis bombycina es la más rápida del mundo, y aunque sus patas son más cortas que las de otras especies similares, logran velocidades cercanas a un metro por segundo

El insecto, también conocido como la hormiga plateada del Sahara, emplea una estrategia que le permite alcanzar altas velocidades con la frecuencia de sus zancadas y el balanceo de las piernas, y los expertos notaron que pueden viajar 108 veces la longitud de su cuerpo por segundo.

Entre cada zancada, cada pata de la hormiga toca el suelo por tan solo 7 milisegundos, y al parecer la velocidad de su locomoción responde a un tema de supervivencia en las altas temperaturas del desierto del Sahara, donde necesitan desplazarse rápidamente para salir del nido, encontrar comida y regresar antes de ser víctimas del calor.

La velocidad máxima registrada fue de 855 milímetros por segundo y el estudio analizó el movimiento de las hormigas en el laboratorio para observar su comportamiento en temperaturas más frías, donde su locomoción fue mucho más lenta, alcanzando solo 57 milímetros por segundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here