Una de las características que definen las misteriosas señales del espacio profundo es que son impredecibles, y ahora, por primera vez, los astrónomos detectaron una ráfaga de radio rápida (FRB), que se repite cada 16 días.

Los FRB son ráfagas enormemente potentes que duran solo unos pocos milisegundos como máximo. En ese tiempo, pueden descargar tanta energía como cientos de millones de soles. Según los investigadores, el descubrimiento de una periodicidad de FRB es una importante pista de la naturaleza de este objeto.

La señal, conocida como FRB 180916.J0158+65 se encuentra en las afueras de una galaxia espiral a 500 millones de años luz, en una región de formación de estrellas.

La revista Sciene Alert explica que “cada 16,35 días, la 80916.J0158+65 sigue el mismo patrón. Durante 4 días, se producen una o dos ráfagas cada hora. Luego se queda en silencio durante 12 días. Y después, todo se repite”.

Astrónomos del experimento canadiense de intensidad del hidrógeno observaron este ciclo durante un total de 409 días, y señalan que “aún no sabemos lo que significa, pero podría ser otra pieza en el complicado enigma de los FRB”.

El período de 16,35 días podría ser el período orbital, opinan los científicos. Entonces, se puede suponer que el objeto FRB se pone de cara a la Tierra en cierta parte de la órbita. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here