Contribuir a la optimización de recursos, resolver y desarticular conflictos sobre el temor y desconfianza en los procesos electorales, son algunos de los retos que tienen los Institutos Electorales Locales, de cara a la próxima reforma electoral.

Así lo planteó el Consejero Electoral del IECM, Mauricio Huesca Rodríguez, al participar en la mesa de análisis ¿Desaparecerán a los OPLES?, en el marco del Seminario Judicial y Prospectiva de Reforma Electoral, organizado por la Unidad de Posgrado de la Escuela Libre de Derecho.

Mencionó que los Organismos Públicos Locales Electorales deben tener tacto con la ciudadanía para desarticular la desconfianza y, a modo de autocrítica electoral, destacó que las áreas de oportunidad de los institutos electorales sería aspirar a una certificación electoral con el objetivo de reorientar gastos que contribuyan a la optimización de recursos para hacerlos más transparentes con la ciudadanía.

Resaltó los logros que el IECM ha obtenido al haber generado materiales electorales con visión incluyente, y reiteró que el Instituto no está diseñado solo para hacer elecciones, sino utiliza mecanismos de participación ciudadana, educación cívica y sobre todo se encarga de generar ciudadanía.

Subrayó que no se debe bajar la intensidad y los esfuerzos para que el Instituto siga siendo un vínculo entre la consolidación ciudadana y la confianza institucional, mediante mecanismo de deliberación pública.

Concluyó que, a fin de realizar elecciones más económicas y eficientes, una de las propuestas será la transición al voto electrónico y al sistema de reconocimiento dactilar e incluso facial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here