La directiva del FC Barcelona tomó el paso lógico y ya despidió al técnico Quique Setien, luego de la aplastante derrota de 8-2 ante la aplanadora alemana del Bayern Munich el pasado viernes en juego de cuartos de final de la Liga de Campeones.

La directiva del equipo blaugrana hizo el anuncio para iniciar, dicen, una “amplia reestructuración”, en donde para muchos, las renuncias de la máxima plana catalana era otro paso obligado.

La decisión de cesar a Setien se hizo efectiva después de la reunión urgente de la directiva encabezada el presidente del club, Josep Bartomeu .

El holandés Ronald Koeman ya se perfila como el sucesor en el banquillo catalán, y ya estaría en la ciudad condal para negociar con la directiva.

Asimismo, se convoca a elecciones directivas en marzo venidero, y el club señaló en un comunicado que “continuará implementando el plan de choque para revertir la situación deportiva y económica, basado en cambios profundos en el primer equipo, y una redefinición presupuestaria para hacer frente a la nueva situación provocada por el Covid-19, antes de finalizar este mandato”.

Bartomeu, ha estado al frente del Barsa desde 2014, ha gastado mucho, obtenido poco, y la catástrofe ante el Bayern fue el colofón de una frustrante temporada 2019-20 en la que el club no ganó nada por primera vez desde 2007-08. E

Mientras esto sucede en los escritorios,

resuenan cada vez más las críticas del argentino a las decisiones de la dirigencia del equipo, y  la lapidaria declaración del  defensa  Gerard Piqué después de la goleada frente al Bayern, señalando que “el club necesita cambios, y no hablo ni del entrenador ni de los jugadores, no quiero señalar a nadie. Creo que estructuralmente el club necesita cambios de todo tipo. Creo que ahora sí hemos tocado fondo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here