Las Jornadas de Patrimonio Seguro son reuniones de orientación legal gratuitas que se han estado llevando a cabo, en plazas y jardines públicos, desde marzo de 2019 y en las que participan la Autoridad del Centro Histórico, la Consejería Jurídica y de Servicios Legales y el Colegio de Notarios de la Ciudad de México, uniendo esfuerzos para asesorar a la población en materia patrimonial inmobiliaria. Vale la pena acudir a esas jornadas gratuitas para que tengan los ciudadanos el conocimiento necesario y con ello la seguridad de los documentos que respaldan su patrimonio inmobiliario.

Esta semana la coordinadora de Autoridad del Centro Histórico, señaló que la falta de cultura para regularizar el patrimonio en la Ciudad de México, provoca que más del 30% de los capitalinos no cuenten con escrituras en regla y que por las consecuencias jurídicas del sismo del 19 de septiembre de 2017, nos dimos cuenta de la cantidad de personas que no tienen su patrimonio regularizado, incluso señaló que el problema de no tener esta regularización podría ser equiparable a que un ciudadano no cuente con su acta de nacimiento, por lo que llamó a realizar los trámites y a “no dejarles un problema a nuestros familiares el día de mañana que no estemos”.

El error de muchos mexicanos que adquieren un terreno, departamento o una casa, es que lo reciben y se lo quedan en posesión, pero no hacen la escritura de propiedad a su nombre, por lo que dicho inmueble continúa estando a nombre del propietario anterior.

Generalmente esto ocurre por falta de dinero, tras veces por desidia o por falta de conocimiento se piensa que es suficiente con tener un testamento en el que dice que yo soy el heredero del inmueble y se cree equivocadamente que ya con eso es como si se tuviera una escritura de propiedad, o se cree que al tener un contrato privado firmado por el anterior propietario del inmueble y por el adquirente del mismo, es suficiente para asegurar la propiedad del inmueble adquirido y hay que aclarar que el tener un documento firmado no es suficiente para tener la propiedad de un inmueble, sino que se tiene que hacer necesariamente la escritura pública ante un Notario y ésta se debe inscribir en el Registro Público de la Propiedad para tener la plena propiedad del bien inmueble de que se trate, pues de otro modo sólo tendremos la posesión del bien pero no la propiedad del mismo, o dicho de otra manera somos propietarios del bien pero sin el título de propiedad correspondiente.

Hay varias formas de obtener la escritura de propiedad de un inmueble. En ocasiones nos encontramos ante la problemática de que quien me vendió el inmueble no me quiere firmar la escritura, en esos casos hay que hacer un juicio de otorgamiento y firma de escritura y el Juez en materia Civil puede firmar la escritura de propiedad en caso de rebeldía del que me vendió, cedió, o donó el inmueble del que se trate.

En otros casos se tiene la posesión de un inmueble por más de 5 años y no tenemos ubicado al que era el propietario anterior del inmueble, en esos casos hay que hacer un juicio de Usucapión para hacerse propietario del bien por el paso del tiempo en el que se ha tenido la posesión del mismo, en esos casos ni siquiera será necesario acudir al notario público ya que la propia sentencia dictada en el juicio servirá de título de propiedad y la misma se inscribe directamente en el Registro Público de la Propiedad.

Y si hay un testamento o está intestado el inmueble hay que tramitar el juicio testamentario o el intestado que culminará necesariamente en que se haga una escritura pública de propiedad ante un Notario Público.

Es necesario poner en orden la documentación de nuestro patrimonio inmobiliario, hágalo, es una buena inversión que le dará tranquilidad y seguridad a Usted y a su familia.

E mail: juridicoexpress @hotmail.com

www.juridicoexpress.mx

Tel. 46-15-58-16

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here