Arqueólogos israelíes descubrieron un mosaico en una iglesia en las costas del mar de Galilea que podría indicar el lugar preciso donde, según la Biblia, Jesús multiplicó los panes y los peces para alimentar a una multitud.

El mural de 15×10 metros adornaba la llamada Iglesia Quemada construida entre los siglos V y VI, y se conservó en buenas condiciones gracias a una capa de ceniza producida durante la destrucción del templo durante la invasión sasánida a la antigua ciudad de Hippos en el siglo VII.

Hippos, construida en la cima de un monte con vistas al mar de Galilea llamado también lago Tiberiades, fue prominente durante los tiempos romanos y bizantinos. Se cree que fue alrededor de esta zona donde Jesús realizó la mayoría de los milagros relatados en la Biblia.

De acuerdo con los arqueólogos, en el mosaico descubierto se pueden apreciar motivos figurativos  que, aunque “pueden tener diferentes explicaciones”, guardan “estrecha similitud con la descripción del Nuevo Testamento”.

El Dr. Eisenberg, líder de la excavación, en un comunicado de prensa, dijo que los investigadores encontraron en el mosaico patrones geométricos, representaciones de aves, frutas, peces y canastas con panes que se asocian al milagro de alimentar a una multitud de 5 mil personas, que, de acuerdo al Nuevo Testamento, ocurrió en una zona aislada probablemente al norte del mar de Galilea.

A pesar de las similitudes que el mosaico guarda con los escritos bíblicos, el equipo de investigadores es consciente de las contradicciones existentes, por lo que terminarán la limpieza y excavación del 20 % restante del mosaico y examinarán cuidadosamente esta hipótesis. (RT)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here