Una investigación realizada en más de 200 mil hombres del Reino Unido muestra que existe un vínculo entre el riesgo de muerte por cáncer de próstata y la adiposidad central, es decir, la concentración de grasa corporal alrededor del abdomen y la cintura.

Los hallazgos fueron presentados en la Conferencia Europea e Internacional Sobre la Obesidad y se basan en datos de 218 mil 225 personas con edades entre 40 y 69 años que no padecían cáncer al inicio de la investigación.

A los voluntarios se les midió el índice de masa corporal, porcentaje de grasa corporal total, calculado mediante un análisis de impedancia bioeléctrica, circunferencia de la cintura y la relación cintura-cadera y, luego, se siguió la condición de su salud a lo largo de poco más de una década.

Para estimar la relación entre estas medidas de adiposidad y el cáncer de próstata, los científicos utilizaron análisis estadísticos en los que se tuvo en cuenta no solo el historial médico, sino factores socioeconómicos y de estilo de vida de cada paciente.

Aurora Perez-Cornago, quien encabezó la investigación con la Universidad de Oxford, fue citada por EurekAlert y dijo que “encontramos una asociación significativa entre la concentración de grasa corporal alrededor del abdomen y la cintura y el riesgo de muerte por cáncer de próstata”.

Durante el período analizado, 571 hombres murieron de cáncer de próstata, y si bien no se observó una asociación clara entre porcentaje de grasa total y riesgo de padecer la enfermedad, fue registrado un vínculo positivo entre las medidas de adiposidad central y el riesgo de muerte por cáncer de próstata.

Según la investigación, los hombres con mayor circunferencia de la cintura tenían un 35% más de probabilidades de morir de cáncer de próstata que aquellos ubicados en el final de la lista de este indicador. Asimismo, los hombres con una mayor proporción cintura-cadera tenían un 34% más de probabilidades de morir que los que tenían una menor diferencia entre estas medidas.

Un estudio futuro examinará las asociaciones entre la adiposidad y los tipos agresivos de cáncer de próstata, incluida la enfermedad en estadio avanzado y grado alto, apuntó la científica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here