Un nuevo estudio publicado en la revista Nature Communications realizado por científicos de la Universidad de Oxford, reveló que la actividad del cerebro en el memorización de la información depende de cómo se obtuvo durante el proceso de aprendizaje

Los investigadores de esta institución británica usaron un escáner de resonancia magnética para observar los cambios que experimentaban diferentes partes del cerebro asociadas con el aprendizaje, en tanto que 26 participantes memorizaban secuencias que estaban o no asociadas con una recompensa.

Los científicos concluyeron que los cambios en las vías neuronales asociadas con el aprendizaje de los participantes, eran diferentes en función de cómo cada persona había aprendido la nueva habilidad.

La coautora del estudio, Miriam Klein-Flugge, explicó que “esta investigación muestra que tenemos múltiples redes en el cerebro que nos ayudan a almacenar el conocimiento aprendido o las asociaciones, lo que significa que el daño a una parte del cerebro seguirá dejando mecanismos alternativos disponibles para el aprendizaje”.

Destacó además que “también aprendimos que parte de este conocimiento es muy persistente y el cerebro no lo olvida ni siquiera cuando se vuelve irrelevante, mientras que el conocimiento adquirido a través de mecanismos de aprendizaje alternativos es más flexible y puede cambiarse más fácilmente por un nuevo conocimiento”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here