Un estudio publicado por la revista Nature da cuenta del reporte de unos investigadores sobre el descubrimiento de una especie de homínidos hasta ahora desconocida, que ha sido bautizada como ‘Homo luzonensis’.

La especie habitó en esa zona entre 50 y 67 mil años atrás, y los fósiles con características distintivas fueron hallados en una cueva en la isla filipina de Luzón.

Esta es la segunda vez en el siglo XXI que se descubre una nueva especie de la familia humana en islas del sudeste asiático.

Excavaciones realizadas en 2007, 2011 y 2015 en la cueva Callao derivaron en el hallazgo de 7 dientes, 2 huesos de dedos, 2 huesos de dedos de los pies y un hueso de la parte superior de la pierna, que proporcionaron la prueba directa más temprana de la presencia humana en Filipinas.

Para los investigadores, los restos hallados pertenecían a al menos 3 personas de esta especie. El análisis del hueso del pie descubierto en 2007 sugirió que pertenecía al género Homo, pero no a qué especie exactamente.

De acuerdo con los autores del estudio otros especímenes hallados “exhiben una combinación de características morfológicas primitivas y derivadas diferente de la combinación de características encontradas en otras especies en el género Homo”, como el ‘Homo floresiensis’ y el ‘Homo sapiens’, lo que “garantiza su atribución a una nueva especie”.

Los huesos de los dedos y de los dedos de los pies de los antiguos habitantes de Luzón son curvos, lo que sugiere una capacidad para trepar árboles comparable a la de los homínidos de hace dos millones de años o más.

El ‘Homo luzonensis’ vivió al mismo tiempo que el ‘Homo floresiensis’, unos homínidos de tamaño medio que habitaron la isla indonesia de Flores. El ‘Homo floresiensis’ fue la primera de las especies humanas que habitó la isla de Flores hace aproximadamente 100.000-60.000 años. Huesos de representantes de esta especie —apodados ‘hobbits’ por su estatura de apenas un metro— fueron encontrados en 2003 en la cueva de Liang Bua.

El ‘Homo luzonensis’ fue contemporáneo no solo de los ‘hóbbits’, sino también de nuestra especie, el ‘Homo sapiens’, que apareció en África hace aproximadamente 300.000 años.

Los científicos dijeron que no podían descartar la posibilidad de que la llegada de nuestra especie a la región hubiera contribuido a la desaparición del ‘Homo luzonensis’. Los habitantes de Flores también desaparecieron hace unos 50.000 años, al mismo tiempo que el ‘Homo sapiens’ se extendía por la región.

En cuanto a la estatura del ‘Homo luzonensis’, juzgando por el tamaño de los dientes los investigadores creen que posiblemente era mucho más pequeño que el ‘Homo sapiens’.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here